PÁSALE LA LENGUA

Ocurren tantas cosas por el mundo, que me paso el día acongojado (por no decir otra cosa). Y claro, como las que interesan son las malas … Ves o lees las noticias y tienes todo el rato el corazón en un puño. Y entre ellas, ha tocado el turno esta vez a los sellos.
Creo que todos nos lamentamos profundamente de la estafa, perdón, quiero decir, de la presunta estafa de las dos compañias que ofrecian  invertir con una buena rentabilidadad, en sellos de correos de todos los paises.
Y así les ha ido a mucha gente. Mucha gente de buena posición que ha querido guardar parte de su dinero “de color”  y otra mucha, la mayoria humilde que ha entregado sus ahorros de toda una vida y ahora ven como se disipan en un tris y con pocas posibilidades de recuperar algo.
Y comienzan las movidas. Y surgen las preguntas. ¿Qué tenemos que hacer? ¿Cómo proteger nuestros intereses? ¿A quién reclamamos? ¿…pero conseguiremos algo?
Y alguien ya ha dicho: ”  La culpa es del Gobierno y así no nos va a dejar. Tendrá que hacerse cargo y a ver como nos lo soluciona”
Pero claro, yo digo: -¿Por qué c…(taco) se tiene que emplear el dinero de todos los españoles (incluido el mio) en asumir unas responsabilidades económicas de unas sociedades, sin comerlo ni beberlo? Unas sociedades, que como no tienen constituidos Fondos de Garantía (la ley no se los exige puesto que no son sociedades de depósito), porque lo que hacen es VENDER un producto a alguien que con capacidad legal para contratar, lo acepta a cambio naturalmente de la entrega de una suma pactada.
Si pero diran: ” Es que  los sellos comprados tienen un valor muy inferior al pagado”
Y efectivamente así es. ¿Pero es que a nadie se le ocurre (sobre todo a aquellos que depositaban bajo su control los “sobres” con sus sellitos) comprobar el valor real de su inversión recurriendo a especialistas filatélicos? ¿Es que nadie recuerda el timo de la estampita? Pues es todo un clásico.
Y aunque me j…(otro taco), no puedo estar de acuerdo en que el Estado, usando fondos de todos los españoles asuma el agujero financiero, restituyendo a los afectados las perdidas de sus inversiones.
Por la misma regla de tres, aquellos que tienen sus ahorros en Bancos y Entidades de Crédito, invertidos en Fondos de Renta Variable, porque se han dejado aconsejar por los directivos de sus oficinas habituales y hayan tenido perdidas (como es frecuente) tambien podrán reclamar y solicitar del Estado que les compense por su pésima inversión. Yo os lo recomiendo.
Como tambien a todos aquellos Autónomos que se han metido hasta las cejas en créditos para salvar un negocio, el sustento de su familia y las de los empleados contratados, y que al final se han visto obligados a cerrar, a despedir y a quedarse en la ruina y sin paro.
Y a todos aquellos que … Pero ya no tengo mas ganas de seguir. Escribir cansa un h… (el último taco, por hoy).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s