¿DE QUIÉN TE PUEDES FIAR?

La pesadilla no acaba. Cada día encuentras noticias que te ponen los pelos de punta y que a nadie antes le ha importado un comino. Hoy me refiero a la firma Johnson & Johnson que comercializa productos para bebés.
Sus cuñas publicitarias las vemos a diario en TV en más de en una ocasión y ahora resulta que esta compañía estadounidense añade a sus fabricados de cosmética infantil (champú, gel, etc.) dos componentes que son el formaldehído y el 1.4 dioxano que según estudios pueden producir cáncer y son tóxicos para algunos órganos vitales.
Dinamarca, Finlandia, Holanda, Suiza, Reino Unido, Sudáfrica, Japón y Noruega, han retirado del mercado esta marca.
¿Alguien ha oído algo en España? Ya veremos cuando llega la prohibición a España de los añadidos de estos citados productos. Parece que no son tan peligrosos en pequeñas dosis, siempre y cuando no entren en contacto con las mucosas. ¿Cómo? Pero si los bebés precisamente exploran el mundo con la boca.
¿Quién comprueba los productos que a diario usamos tanto en higiene como en alimentación? Los añadidos de productos nocivos se han ido eliminando en muchísimos casos, pero ¿cómo es posible que estos dos componentes aún estén autorizados?
Además ¿por qué cuando salta una alarma de esta índole no se toman medidas urgentes?
¿Nos esperaremos hasta el 2015?
Perdón, un momento… A ver…
Es que me acaban de decir que la Ministra de Sanidad Ana Mato, ha dimitido. ¡Ah bueno! Lo que pasa es que ahora hay un vacío de poder y no se han podido tomar decisiones urgentes.
¡¡¡Paca, saca la pandereta!!!
Leer más aquí y aquí.Productos tóxicos

Anuncios

EL “MICROCHIP” DE 250 MILLONES DE AÑOS.

Esta noticia se está extendiendo como la pólvora por Internet y sus redes sociales.
Dicha noticia se refiere a un “microchip” encontrado en un río de Rusia por unos pescadores y que según las investigaciones llevadas a cabo, parece que data de hace más de 250 millones de años. Casi nada. Y en consecuencia se disparan las especulaciones de los aficionados a los temas esotéricos – que es lo que ha pasado- y a la publicación de artículos como estos.
Pero la verdad es otra y algo mas simple. ¡Oooooh! dirán aquellos aficionados a los Ovnis y a los contactos con civilizaciones venidas de las estrellas. Y yo, desde luego, no quiero desilusionar a los esperanzados, pero es conveniente no quedarse con lo primero leído. Dejo este enlace y este, para ampliar este “bombazo”.

MIcrochip de 250 millones de años

“Microchip” fósil de 250 millones de años.

 

 

LAS DIFERENCIAS SOCIALES o HAZ CON NOSOTROS LO QUE QUIERAS.

Hoy he leído un artículo en este enlace que dejo aquí y que me ha parecido muy interesante. Está referido al libro Capital in the 21st Century del Catedrático de Economía francés Thomas Piketty.
Trata de la desigualdad social desde final del siglo XVIII hasta nuestros días, basándose en datos recogidos de países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia y alguno más de nuestra vieja Europa.
Los razonamientos que expone Piketty están levantando polvo en los foros de opinión, tanto en los defensores como en los detractores de sus conclusiones.
Creo que merece la pena leerlo para que nos vayamos dando cuenta como día a día, las diferencias sociales, se acrecientan cada vez más. Y no tiene remedio. El poder económico es tan inmenso que su rodillo siempre pasará arrasando por encima de la clase trabajadora. La manipulación de las masas siempre ha existido, a veces por ideologías y otras, como actualmente por dinero y consumismo, que es más rentable, claro. Nos bombardean por los medios de comunicación de la bondad de los productos tal o cual. Compra, compra, compra. “Esto es nuevo y mejor que el otro”. Y entramos al trapo –no es rojo- porque nos crean la necesidad de adquirirlo, sintiendo una tremenda frustración si no somos capaces de obtenerlo. La obsolescencia programada, inventada hace un porrón de años y llevada a la práctica a pies juntillas por todo fabricante que se precie, limita la vida útil de cualquier producto electrónico o mecánico, porque hay que fabricar más.
Sigamos trabajando porque “ellos” necesitan más dinero. Mucho más.
Son los amos de las materias primas estratégicas (petróleo, coltán, uranio, acero, tierras raras, productos básicos alimenticios, etc.) y del dinero para comprarlas (o comprar los gobiernos).
Construyamos la gran pirámide de la desigualdad, marcando el paso y con la cabeza gacha. Y no te preocupes, esto no es nuevo.

desigualdades-sociales-foroelsalvador-blogia-com_Cuestión de centímetros

UN NUEVO USO DE UNA PALABRA

Tenía que tener la cabeza más grande o haber procurado que no se me hubieran muerto tantas neuronas. El caso es que todos los días me aparecen palabras nuevas –nuevas para mí- que ya no voy dando abasto con mi memoria. No de todas se me ocurre escribir, pero no obstante si lo hago de alguna que otra.
De la que me ocupo hoy es de la palabra “EMBEBER” (si, ya se que es conocida) que según el diccionario de la RAE la define como:

  1. tr. Dicho de un cuerpo sólido: Absorber a otro líquido. La esponja embebe el agua.
  2. tr. Empapar, llenar de un líquido algo poroso o esponjoso. Embebieron una esponja en vinagre.

Pero –faltaba el pero- resulta que estas definiciones que acabo de anotar, sólo son dos de las 11 acepciones que nos ofrece el diccionario y que normalmente (yo el primero) nadie leemos. Y precisamente de la que me quiero escribir es de la que ocupa el 3er. lugar y que dice así:

  1. tr. Dicho de una cosa: Contener, encerrar dentro de sí a otra.

Y, como ya he comentado, me había llamado la atención dicha palabra al verla en un vídeo que invitaba a embeberlo. [Si la invitación se refiriese a un brandy, no pondría ninguna pega, pero de un vídeo…].

De esto precisamente se trataba, de contener un vídeo (de vimeo, youtebe, etc.) dentro de otra plataforma como un blog, que era lo que yo no sabía, porque para ver cualquier vídeo lo que hacía era poner un enlace y punto.

Así que esta práctica es para aprender cómo embeber aquí un vídeo.

el4x4.com

EL CHIP PRODIGIOSO

Hoy he podido leer una noticia que a priori parece esperanzadora. Se trata de un invento reciente del científico Jonathan Rothberg y consistiría en un dispositivo que permite ver el interior del cuerpo en 3D y en movimiento. Su coste sería muy reducido y podría revolucionar el sistema de escáner potenciando la eficacia del médico hasta en más de 100 veces. Se calcula que en un período de 18 meses llegaría al mercado.

Según se explica, es un chip de ultrasonidos que se conectaría al smartphone, obteniendo una imagen en 3 dimensiones aplicándose, entre otros, a visualizar fetos y pequeños tumores en los niños.

Solo habrá que esperar unos pocos meses para –en caso de que sea como se ha anunciado- verlo en todos los hospitales, facilitando la efectividad de los diagnósticos de nuestros abnegados médicos.

Luego ya veremos si cuesta el “aparatito” unos cuantos cientos de dólares o cuando llegue al mercado y a manos de la sanidad, viene costando unos cientos de…miles de euros. Ya iremos viendo.

Leer la noticia aquí.

Chip de ordenador

LOS MEMES

Hoy me he dado cuenta con el primer Whatsapp de que aparece en azul el doble check habitual. No sabía a qué podía deberse y tampoco le he prestado especial atención. Pero luego leyendo los correos y entrando en Internet veo que ya hay gente que está hablando del tema, algunos –los menos- parece que les ha gustado, pero sin embargo a otros no les parece tan bien.
Y entonces aparece una palabreja que me deja bastante descolocado y que algún medio de comunicación la usa con desenvoltura; se trata de la palabra “meme”.¡Mira hasta el corrector de ortografía del Word me la subraya como errónea! Para que veas como evolucionamos.
Y os preguntaréis – algunos no-: ¿qué significa esto?
Pues estos son los Memes frecuentes que se publican en las redes y la web donde se generan.
Aunque para los más curiosos os dejo aquí en este enlace lo que científicamente se entiende por “meme” -que no tiene desperdicio- y que confío que la explicación os resultará muy útil para despejar cualquier duda que tengáis sobre el tema. ¡jejejeje!