IGUALDAD PARA TODOS o DIME CUANTO QUIERES PAGAR QUE YA TE LO ARREGLO

Estoy repanchingado en mi sillón sin pensar en nada y empiezo a fijarme en lo que dice la tele sobre la huelga de los jugadores de futbol, su sindicato, la Hacienda Pública y los tertulianos del programa UTN de la 5 TV. Y así, entre que presto atención y no, escucho algunas cosillas que me empiezan a joder la noche.

El debate versa sobre la huelga de jugadores de futbol, el modelo de tributación que estos tienen ante Hacienda, los clubes y sus deudas, etc.

La primera cosa que me llama la atención es la afirmación de uno de los tertulianos –un tal S. López- que dice que cuando se elaboró la ley sobre tributación de los futbolistas no se contó con ellos.

La segunda vibración de mis cuerdas sensibles es la afirmación de otro de los presentes que comenta que “una huelga de jugadores de futbol paraliza el país”.

La tercera nota –esta más aguda ya- se refiere a las deudas con Hacienda de los clubes de futbol que me parece que comentan que ascienden a 3.500 millones de € y que de estar al corriente, la Sanidad contaría con un 40% más de presupuesto, Educación con un 50 % más y Justicia con no se cuanto más también.

El tono de la cuarta también se las trae. Esta es de la Seguridad Social y, naturalmente, sobre los mismos sujetos. Resulta que para ir cancelando las deudas de los clubes se pactan unos calendarios flexibles de amortización a gusto de los deudores.

Hay más, pero ya mi sangre está a punto de hervir.

Refiriéndome a la primera de las manifestaciones, tengo que decir que a los demás tampoco se nos consulta cuando se aprueba una orden o un decreto ley. Los sindicatos se pusieron las medallas al obtener un 1% de subida salarial ante la patronal -besos y abrazos en el momento de la firma del convenio-, lo que equivale a 6.45 € al mes sobre el salario mínimo interprofesional, sin embargo no dicen nada sobre las subidas anuales de la energía eléctrica –normalmente más de un 10% cada año (ver este artículo)-, lo que equivaldría a 10 € por recibo de importe de 100 €. O el consumo de gas. Y el agua. Los impuestos directos, indirectos y los que te meten por detrás. A nadie nos preguntan; será porque somos menos que los futbolistas y no paralizamos un país como dijo anoche el otro. Y si no somos menos, al menos lo parece porque no se nos oye.

De la tercera manifestación prefiero no hablar. Que cada uno se saque sus propias conclusiones y las vaya a exponer con los colegas en la barra de un bar con una cerveza fresquita.

En cuanto a la cuarta anotación tampoco hay que hablar. Que lo hagan los cientos, o cientos de miles de empresas pequeñas, es decir PYMES, (las grandes entran en otro saco y otras condiciones) y autónomos que por subsistencia han dejado de pagar sus seguros sociales, y les han venido a casa con requerimiento de pago, embargo de las cuentas, recargos por retraso en el pago e intereses importantes sobre los cortos aplazamientos que hayan podido obtener. Anda, pídeles un calendario de amortización especial que ya verás lo que te dicen. ¡Purrrrrrrrrrrrr! (sonido hecho con los dedos pulgar e índice en forma de aro sobre los labios y soltando a presión el aire). Todos somos iguales ante la ley, ¿verdad? Al menos eso dice nuestra Constitución Española en su Título I, Capítulo segundo, Artículo 14.

Bueno, “siempre nos quedará París” porque lo que nos va a quedar después del 24 será otro derecho al pataleo. Y si no, al tiempo. No tenemos enmienda. Ni propósito.

Un passo más y al ...¿carajo?

Un paso más y al …¿carajo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s