DE SOLSTICIO A SOLSTICIO (En estas latitudes)

Hoy, día 21 de junio, ha comenzado el verano a las 06.24 h y su duración es de 92 días y 15 horas, hasta el 22 de septiembre que comenzará el otoño. Días de fiesta y verbenas por doquier; cervezas fresquitas o… cualquier cosa fresquita, ¿no? Piscinas, playas, viajes, vacaciones, etc. Y vivir mucho al aire libre. Para eso es verano.

Bien, pues hay una cosa muy interesante en la que casi nadie pensamos: Que mañana empiezan a acortarse las horas del luz y que el fenómeno durará hasta la entrada del invierno. ¡Seis meses! El 21 de diciembre entrará el invierno.

Al principio no se va a notar como van acortándose, porque casi todos nos damos cuenta a finales de julio. Y seguirán acortando paulatinamente hasta el solsticio de invierno, es decir, el 21 de diciembre.

Hoy el Sol ha salido a las 06:37 h y su puesta será a las 21:35 h. Son casi 15 h de luz y a partir de mañana se irán acortando las horas de luz hasta llegar al solsticio de invierno en el que el Sol saldrá a las 08:21 h y su puesta tendrá lugar a las 17:44 h, con 09:23h de luz, con el día del año con menos horas de luz.

La cuenta es fácil de hacer y veremos que tendremos 05:35h de luz menos en el solsticio de invierno que en el de verano. Pero paciencia hermanos que el ciclo no se ha completado. Del solsticio de invierno al de verano, estarán alargando de nuevo las horas de luz. Así son las cosas. Y la vida pasando.

Anuncios

EMDRIVE, el motor imposible

Me hubiese gustado escribir un post dando ciertas explicaciones de qué es y cómo funciona el EmDrive, pero lo siento mucho porque no tengo ni idea. Y meterme en jardines intentando describirlo cuando tenemos a mano un montón de artículos de gente más preparada, considero que es mejor dejar los enlaces para que cada uno –y que le interese o sienta curiosidad- pueda leer tranquilamente.

No necesita combustible y puede revolucionar los viajes interplanetarios. Se habla de que podría llegar a Marte en tan sólo 70 días (actualmente el promedio está en 160 días). El ingeniero británico Roger Shawyer, artífice de este ingenio hace 10 años no había podido comprobar fehacientemente la eficacia de su motor sin piezas móviles ya que la comunidad científica no daba por buenas las pruebas realizadas al contradecir las leyes actuales de la física.

Pero bueno, echad un vistazo a estos enlaces enriquecedores y a todos los que vais a ir encontrando. Si queréis, claro.

En la Wikipedia, la web Gizmodo y elconfidencial.

33El motor imposible EmDrive.

LA TORMENTA SOLAR PERFECTA

A los que nos gusta estos temas, lo que en estos vídeos se comenta, nos hace pensar mucho. Más.

La mayoría de los más jóvenes, que están acostumbrados a estar interconectados y la electricidad es un bien natural que está ahí, dándole al interruptor, este acontecimiento les puede parecer un cuento. Los que ya tenemos los bigotes canosos, algunos, conocemos cómo son las noches sin electricidad, a la luz de un quinqué, carburo o velas. Pero esto sólo no sería lo peor de todo.

Coloquialmente, con amigos o familia, había propuesto que cada uno expresara lo que imaginaba que pasaría si nos quedamos sin energía (principalmente eléctrica) en la Tierra  y en un periodo de dos o tres días. La que se puede liar es minina; pero que cada uno saque sus propias conclusiones.

Indudablemente esto da para mucho y si escucháis este vídeo y meditáis sobre ello puede que os quite el sueño.

Este enlace abunda más en el tema y os resultará interesante.

0000298845

BOLA DE FUEGO SOBRE REQUENA

Hay que ver que cosas pasan por mi pueblo y algunos estamos en la inopia o durmiendo que sería lo más corriente. Será por eso que no ha dicho nadie nada.

El caso es que un meteorito que impactó con la atmósfera el día 23 del corriente mes sobre las 06:45 h produjo una luminosidad mayor que la de la Luna llena. Fue visto desde diferentes provincias (Madrid, Cuenca, Valencia) y a 32 kilómetros sobre la vertical de Requena, se chamuscó. Este fenómeno fue grabado por los observatorios de Calar Alto (Almería) y La Hita de La Puebla de Almoradiel (Toledo). En esta última localidad tuvimos oportunidad de merendar en nuestro viaje de agosto pasado –entre otros asuntos- a Lillo.

asteroide-2012-tc4Negocio a la vista: Tienda de cascos. Nunca se sabe de donde vienen los tiros. O los meteoritos.

 

LA GROMA

En el libro que actualmente estoy leyendo (El Castillo de Luis Zueco) se nombran herramientas y utensilios que no sé lo que son. Entre ellos uno que especialmente me ha llamado la atención y que se denomina ‘groma’ usado por el maestro de obras de la historia para marcar sobre el terreno el perímetro del futuro castillo que pretende construir, sin tener en cuenta las cotas del suelo.

Este sencillo artilugio ya lo usaban los griegos y fue popularizado por los romanos y se mantuvo cientos de años como elemento necesario para obtener perpendiculares y, en consecuencia, ángulos rectos. Con la groma se replanteaban campamentos militares, calzadas, edificios, etc.

En la Wikipedia se habla del posible origen etrusco de la palabra (gnomon, cuyo significado es ‘escuadra’) y durante muchos siglos era una herramienta necesaria en la construcción. No por ello, era muy fiable, pues dependía mucho, por ejemplo, del viento.

Constaba de una vara vertical en cuya parte superior se asentaba un brazo que al otro lado sujetaba una cruz de ángulos de 90º y de los que, en sus extremos, pendían unas plomadas de igual peso. La forma de usarla es más fácil de entender si se observan las imágenes que dejo a continuación.

Espero que si alguno se tiene que construir una mansión o un castillo, encuentre aquí una sencilla herramienta para usar al replantear el contorno de los cimientos y evitar que en lugar de un rectángulo marque un rombo.

outil-groma groma_allinea

LILLO (TO) Y SUS PIEDRAS ERRANTES

Hace ya unos cuantos días, viendo el programa de televisión en Cuatro llamado Cuarto Milenio, uno de los temas de se desarrollaron fue el de Las piedras errantes o reptantes dependiendo de quien las nombre.

Trata del efecto observado en el Valle de la Muerte de California, EEUU en el que existen piedras que se desplazan por su superficie de una manera errante dejando una estela o huella que puede llegar a alcanzar bastantes metros. Bien, pues alrededor de este fenómeno han aparecido numerosas teorías para explicarlo, algunas bastante pintorescas entre las que se encuentra la del origen extraterrestre. Gustos hay para todos y colores, ni te cuento. Pero yo no me voy a parar a dar mi modesta opinión. Ya me gustaría que vinieran los extraterrestres a mover piedras como si se tratara del juego de “las tres en raya galáctico”.

Valle de la Muerte- California

Piedras errantes. CaliforniaLo que si me llamó la atención es que en España y concretamente en la localidad manchega de Lillo, provincia de Toledo, también se ha observado este singular fenómeno. Se dice que son las dos únicas ubicaciones del mundo donde se ha podido estudiar. Bueno, pues esto puede ser excelente aunque solo sea por el turismo. Por cierto que no pudimos ver ninguna piedra, se las han llevado la gente. (Aquí quedaría bien poner un smile).

ALTILLO CHICA

La Universidad Complutense de Madrid ha propiciado un estudio llevado a cabo durante tres años en la Laguna del Altillo Chica de Lillo, sobre las mentadas piedras errantes. Las conclusiones parece que coinciden con las obtenidas en el Valle de la Muerte.

Nosotros tuvimos oportunidad de visitar Lillo el pasado 17 de agosto con la intención de entrevistarnos con el alcalde D. Julián Sánchez, propósito que no pudimos cumplir ya que sus obligaciones como médico de la localidad no se lo permitieron. Fuimos emplazados para el siguiente día, pero ya nos resultaba imposible aplazar nuestro retorno a casa.

Os dejo por aquí unas cuantas fotos de la laguna citada (hay varias y todas son de agua salobre) y si seguís los enlaces marcados podréis abundar en la información. Y en caso de que no os interese el tema, visitad Lillo y los pueblos de alrededor os aseguro que merece la pena.

AHI ANDAMOSESOALEJANDRA Y EL TETE

 

LOS TERRÍCOLAS O EL OMBLIGO DEL UNIVERSO

Un día viajando en el tren oí por casualidad, aunque luego me puse a escuchar adrede, una conversación que mantenían otros pasajeros sobre la existencia de los extraterrestres y los múltiples argumentos que desarrollaban para desechar su existencia y que nos pudieran visitar en la Tierra. Uno argumentaba que, en caso de existir vida en otros planetas –hablaban de Marte-, seguramente sería vida unicelular. Otro hablaba de vida inteligente y que nos visitaban desde hace tiempo. Le respondían que eso es imposible, que para llegar a la Tierra desde alguna estrella más o menos cercana deberían tardar muchos años viajando a la velocidad de la luz y de momento esto no se puede conseguir.

La conversación que me tenía tan entretenido giraba, con sus normales interrupciones –por los whatsapp, ya se sabe-, alrededor de este tema, con sus ovnis, sus extraterrestres, los viajes interestelares y demás razones encontradas, defendidas con ardor por las partes.

Pero no me llama la atención ninguna de las tendencias de opinión referidas más arriba. No, no es eso, sino que están formadas desde el prisma de nuestros actuales conocimientos, de nuestra tecnología, de nuestros principios científicos. No es muy imaginativo, pero si es natural. Lo que me hace recordar, entre otras anécdotas, lo ocurrido con los españoles en el descubrimiento de América, cuando los aborígenes al ver desembarcar aquellos hombres con su armamento, armaduras y barbas los consideraran venidos del cielo. O a mediados del siglo XVI la que organizó Copérnico con el heliocentrismo y posteriormente defendido ya en el S. XVII por Galileo, que se enfrentaron al conocimiento ‘oficial’ de la época en manos de la iglesia. Y aún se tardaron muchos años en aceptar sus trabajos.

Y la última que quiero traer aquí es la del Apolo XI que puso a dos hombres en la Luna en julio de 1969 (S. XX, como quien dice hace cuatro días) y que doy fe de que, gente muy mayor en aquellas fechas, no se creían que la Luna hubiese sido pisada por el hombre. Llegué a escuchar decir que “no podía ser posible eso porque se caerían”. Y aún hoy existe mucha gente que niega este acontecimiento.

Pero, en fin, aparte de estos apuntes y de lo que cada uno pueda pensar sobre la existencia de vida inteligente en otras estrellas, o que nos visiten o no, lo que si quiero anotar es que debemos abrir nuestra mente a todo y no pensar que lo que no podemos hacer nosotros, no lo puede hacer “nadie” (lo entrecomillo para que entren en este saco los extraterrestres también), y que no somos -aunque nos pese- los únicos seres inteligentes del universo. Llegar a ser consciente de lo inmenso que es el Universo, es bastante difícil, aunque puede ayudar un poco leer ‘La medición del Universo’ de Isaac Asimov. Y en cuanto a saltar de estrella a estrella, hoy hay algunas teorías muy interesantes que para los que quieran informarse pueden consultar: ‘La teoría de la relatividad’ de A. Einstein, ‘Arrugas en el tiempo’ de G. Smoot y K. Davidson y estos dos libros del gran cerebro contemporáneo Stephen Hawking ‘Agujeros Negros y pequeños universos’ y ‘El Universo en una cáscara de nuez’.

Tenemos que empezar a pensar que porque algo no seamos capaces de entender o hacer los humanos, no tiene por que ser aplicable a otras civilizaciones estelares. Que haberlas, haylas. ¿Como es posible pensar que entre tantos cientos de millones de planetas habitables que se estima que existen, sea el nuestro el único que alberga vida inteligente? (Ver este enlace y este).

Y como el folklore sobre estos temas abunda, aquí os dejo unos enlaces para que los veáis (o no, allá cada uno). El primero es muy entretenido, al menos hasta el minuto 15 (más no he llegado) y el segundo… pues que va después del primero. Que la fuerza os acompañe.

Una Galaxia de las más de 100 mil millones que existen en el universo

Una Galaxia de las más de 100 mil millones que existen en el universo