TERRITORIOS FUERA DE SU TERRITORIO

Llevaba tiempo intentando averiguar cuantos territorios españoles, situados en una provincia española, pertenecen a otra u otras provincias. Incluso alguno ubicado fuera del territorio español. Por ejemplo Ceuta y Melilla que pertenecen a Marruecos o Gibraltar que pertenece a Reino Unido. Aunque estas no eran las curiosidades que buscaba.

Conocía algunos como por ejemplo Llivia que es de Girona y está situada en Francia, Rincón de Ademuz que pertenece a Valencia y ocupa territorios de las provincias de Cuenca y Teruel y el Condado de Treviño en territorio de Burgos y perteneciente a Álava, pero hay muchos más que naturalmente los paisanos conocen y que me interesaba saber cuales eran. Repetidas veces veía en los mapas de las noticias del Tiempo ciertas marcas que aparecían en algunas provincias que indicaban la posibilidad de ser enclaves de este tipo de territorios. Y efectivamente así es y de mis dudas me ha sacado la tan apreciada Wikipedia que casi todo lo sabe y que tanto me admira. Siempre hay editores que han publicado algo que puede interesar a muchos como yo.

Y como sobran mis palabras, dejo por aquí en este enlace la relación de dichos territorios para satisfacción propia y de algunos curiosos.

Llivia (Girona) en territorio francés

Anuncios

REFLEXIONES SOBRE EL QUIJOTE Y OTRAS HIERBAS

Toma 1:                               ¡¡¡ Acción!!!

Aquí andaba yo conmigo mismo y mis introspecciones aprendiendo lo curiosa que es la vida y los giros que este mundo nuestro da sumergiéndonos en sus gélidas aguas. Y al final estamos en el punto de partida. Y así me encuentro ahora, sólo que con 66 añacos.

El Quijote, uno de los libros más universales que se hayan escrito, estudiado, analizado por montones de eruditos, pienso que en nuestro país no ha sido lo suficientemente hojeado –no digo ya leído entero- por los paisanos. En mi caso, y presumo de ello, debo manifestar que sí que lo leí completo a pesar de lo incómodo de su manejo y su peso (son 4,7 kg), por lo que tuve que usar un atril. Hay en el mercado volúmenes más ligeros pero el mío es así.

Dicho así, la cosa no reviste mayor importancia si no fuera porque el mundo sigue girando y mire usted por dónde, como de improviso, me encuentro con D. Antonio Mendoza Mendoza, autor del libro de investigación “El Regocijo de las Musas” y recuerden ustedes este nombre porque más adelante me referiré a él.  Esta frase –no es literal- es empleada por el autor en su obra en alguna ocasión.

Pero voy a los albores. Nací en la manchega localidad de Alcázar de San Juan (CR) y yo diría que por casualidad, aunque más bien fue por proximidad puesto que mi padre desempeñaba su profesión de ferroviario en la estación próxima de Cinco Casas así que cuando mamá se puso de parto, hubieron de desplazarse hasta Alcázar a esperar a la cigüeña.

Ya ha quedado dicho que papá era ferroviario y como consecuencia durante su vida laboral anduvimos de localidad en localidad, viviendo casi siempre en las estaciones cuando tenían vivienda habitable, bueno, digamos más o menos, ya que en unas no había luz ni agua y en otras teníamos luz, pero no agua. Y tales eran las cosas en la Renfe por aquella época, que por supuesto no había cuarto de aseo. Pero todo esto ya es otro cuento.

Otra estación que recuerdo puesto que ya tendría unos 5 años, fue la de Minateda (AB), que se encuentra al sur de Hellín (AB), localidad que vio nacer a mi hermano Carlos Enrique (q.e.p.d.) y por los mismos motivos que el que suscribe. Hellín es la ciudad más próxima a Minateda así que mamá, de nuevo, se montó en el tren y a alumbrar a Carlitos. Mari Ángeles y yo hemos podido visitar Minateda después de más de 50 años.

El siguiente traslado se produjo cuando cumplí los 7 años al ser destinado papá a La Villa de Don Fadrique (TO) estación ubicada en el ramal ferroviario que une Villacañas y Quintanar de la Orden. Que por cierto y como anécdota, papá tuvo que ‘pelearse’ bastante con la jefatura de zona para conseguir que nos hicieran en la vivienda de la estación un cuarto de aseo. ¡Todo un lujo!

El nuevo traslado llegó 9 años después, cuando se iba a producir el cierre de este ramal. Yo ya contaba con 16 añitos y el salto fue grande.

De nuevo con los enseres en un vagón aparecimos en Alcoy (A), ciudad que para la familia produjo una especie de trastorno mental, puesto que era una gran ciudad moderna, industrial y ¡hablaban otro idioma! El choque fue brutal. Y tenían autobuses urbanos. ¡Que lujazo, ché! Pero aquí estuvimos poco tiempo; algo más de 2 años.

El siguiente destino, Cartagena (MU), también nos supuso un importante impacto cultural. Tenía yo 18 años y papá ya me dejaba fumar. Aquí permanecí hasta poco antes de irme a la “mili” (que la hice entre Alicante, Cartagena y Paterna). En esta hermosa ciudad ya se produjo mi emancipación. Me fui a trabajar a Barcelona.

El periplo familiar, aunque aquí no termina,  ya no es tan relevante. Papá se jubila en Cartagena, Carlos se macha a El Ferrol, yo estoy en Barcelona, así que las historias se van escribiendo en diferentes libros.

Bueno, ¿y a qué viene todo este rollo? ¡Ah, pues porque es mi rollo! Y éstas son las otras hierbas.

Los contactos de la familia que se mantuvieron vivos siempre fueron con amigos y conocidos de La Villa de Don Fadrique. Podrían pasar años sin vernos, pero todos llevábamos en nuestro corazón a aquella gente. Pero ya continuará el relato de esta pequeña aventura personal por mi vida en otro momento y cómo el mundo, la suerte, el destino, como lo queramos llamar, se confabula para alcanzar sus objetivos. Así que…ya hablamos en otro momento.

-¡Hasta luego Zumba Solo!

-¡Hasta luego Pepe, ya iremos hablando!

Miguel de Cervantes Saavedra

ARTESANÍA EN METAL- MANUEL RUIZ

Estaba preocupado por intentar expresarme de la mejor manera posible cuando me refiriera a Manuel Ruiz, artesano del metal que hemos tenido oportunidad de conocer en este viaje a La Villa de Don Fadrique. Pero he recordado la tarjeta de visita que me entregó aquel día y he visitado su blog. Y al ‘pasear’ por sus páginas se me han pasado todos los sustos y prevenciones.

Tengo que anotar que Manuel no se dedica a la artesanía en metal como profesión, sino por vocación. Se le ocurre una idea, que va gestando como desarrollar y cuando llega el momento, la pare –de parir e imagino que con dolor como relata el Génesis 3:16- para su propia satisfacción. Sin otro motivo que dedicarle un hueco en casa para deleite personal y familiar. Y no se desprenderá de ninguna de sus obras porque son como hijos suyos. Y tampoco quiere valorar económicamente su arte; cuando le pregunto se encoge de hombros. Sus piezas son únicas.

En su blog veo que hace tiempo que no ha colgado ninguna foto de sus magníficas últimas obras que yo dejaré en éste porque, desde luego, son espectaculares.

Cuando pinchéis en este enlace del blog de Manuel Ruiz, en su página inicial nos hace una breve reseña describiendo lo que para él representa la ‘artesanía’. Después lo conoceréis en su particular taller en plena faena. Y luego hacéis el recorrido por algunas de sus obras, que como ya digo, ahora son más.

Empezaré con la foto de este velero. Maravilloso trabajo de una altura de 1,30 m (el cálculo mío).

La lámpara de pie con iluminación indirecta y orientable. En principio nos muestra como un pergamino con una inscripción.

Este maravilloso Quijote que desborda imaginación y del que Manuel nos explica que los cuadros de metal que lo componen, representan las obras que rondaban por la cabeza de Cervantes.

Y para lo último he dejado este Ajedrez. Si el Quijote anterior desborda imaginación, a ver que puedo decir de esta obra. Mejor cierro el pico.

Los detalles son múltiples: sus figuras son espléndidas, de hierro y latón, trabajadas a mano. El tablero, hecho con tubo cuadrado, ensamblado de manera que, mediante unos resortes laterales, puede deformarse como semejándose a las onduladas llanuras de La Mancha. No me he podido callar, tenía que explicarlo.

Agradecemos sinceramente Mª Ángeles y yo, la oportunidad que nos han brindado Manuel y Vene, de admirar estos trabajos tan singulares y hermosos, abriéndonos las puertas de su casa.

Esperamos podernos reencontrar en el futuro y admirar la obra que nos has comentado tener ya en mente.

 

MUÑECA ENTRE MUÑECAS…Y OTRAS COSAS

Aurelia con Mª Ángeles

Recomendado por Alejandra y Carmen, y con el beneplácito de la dueña, visitamos la casa de Aurelia en La Villa de don Fadrique, quien nos recibe con una amplia sonrisa. Vive sola, al menos eso parece -y luego me explicaré por este comentario- en una gran casa llena de recuerdos. Para atendernos, ha abandonado momentáneamente la restauración de un ‘Niño Jesús’ al que le faltan parte de las piernas.

 

Aurelia es una ávida coleccionista, no importa de qué. Hay toda una vida representada por los innumerables objetos, tanto familiares como donados por amigos. Hay colecciones de gafas, frascos, instrumentos de laboratorio, utensilios antiguos de bricolage, collares, vestidos, zapatos, perfumes, cosmética, cámaras de fotos  y muchísimos más artículos que incluso sorprenden por su antigüedad.  Y también pinta cuadros y restaura muebles cuyo origen  nos va explicando. Su habilidad queda plasmada en cada trabajo realizado provocando nuestra admiración.

Cada habitación que hemos ido recorriendo –no recuerdo cuantas- nos sorprende con nuevos recuerdos comentados por la anfitriona para hacernos entender cual es su uso, cómo se ha confeccionado o la época de la que procede. Me llaman la atención especialmente sus cuadros de los que es autora, porque sus tonos o motivos los encuentro tristes;  como reflejando alguna pena o desamor. Así lo comento y ella, en silencio, sonríe.

Llegamos a un par de salas dormitorio repletas de muñecas de todo tipo, tamaño, fabricación y vestido. Nos quedamos maravillados de tal cantidad y colorido; distribuidos por mesitas, mesas, sillas, la cama, estantes e incluso perchas o percheros. 

Y Aurelia nos habla de sus niños, que muchos llegaron aquí en un lamentable estado que requirieron muy importantes trabajos de ‘cirugía’. Algunos sin piernas, bracitos rotos, con falta de un ojo y muchos sin vestir. Ahora brillan resplandecientes distribuidos aquí y allá que parecen que nos sonríen agradecidos a su hada benefactora.

Para el final y como colofón, nos ha deleitado con una hermosísima sorpresa que guarda celosamente en cajas: Sus figuras de belén napolitano confeccionadas por ella misma con una belleza y delicadeza que no tienen nada que envidiar a aquellas que trajera de Nápoles Carlos III y María Amalia de Sajonia y cuyo belén se montó en Madrid por vez primera en el Palacio del Buen Retiro allá por el año 1759.
Es una enorme satisfacción poder sentir y admirar entre las manos, piezas tan delicadas y que tanto trabajo ha llevado realizar.

Así entendemos ahora, que Aurelia aún viviendo sola no lo esté porque cada objeto de su gran casa  representa un trocito de su vida, de sus recuerdos. Y sus muñecos, agradecidos,  serán felices por siempre jamás de que ella los ame, los cuide, y los mime.
Gracias Aurelia por permitirnos entrar en tu vida para poderte conocer un poquito mejor.

LOS MONTES BUCEGUI- RUMANIA ‘EL GRAN SECRETO’

Estos montes que pertenecen a la cordillera de los Alpes de Transilvania en los Cárpatos están situados al sur de la ciudad de Brașov, en la parte central de Rumania, tienen ciertas ‘leyendas’ que inquietan a muchos aficionados a los temas ocultos.

Se habla, se dice, se comenta por aquí por la red que en sus galerías podría esconderse el secreto de nuestros orígenes. Vamos, que no todo lo que sabemos es verdad. Que hay mucha más tela que cortar. Nos hablan los inquietos recopiladores de datos, de la existencia en el pasado de unos gigantes de entre 2,60 y 3  metros de altura  a los que se les podría atribuir la construcción de estas estructuras escondidas en el interior de los Montes Bucegui. Galerías que irradian en diferentes direcciones, cuyas paredes parecen estar esculpidas en un material desconocido, parte orgánico y parte inorgánico; que parecen tener luminosidad propia. Barreras de piedra infranqueables por medio de la fuerza bruta, una sala semiesférica que contiene cinco mesas con extrañas inscripciones que recuerdan la escritura cuneiforme, proyecciones de hologramas con imágenes de los orígenes de nuestro sistema solar, etc., etc.

Si a todo esto se le añaden los condimentos necesarios como ‘Masonería’, ‘Bilderberg’, ‘Illuminati’, ‘Servicio Secreto Rumano’, ‘el Vaticano’ y la ‘Inteligencia de EE.UU.’ que esta última en cualquier enredo  fantástico no puede faltar, mezclando bien y salpimentando al gusto, el resultado puede ser una gran película en la que la humanidad agradecerá que cuatro o cinco –los protagonistas- viejos reumáticos y ya algo fondones nos salven el culo de unas fuerzas desconocidas.

Bueno, esto último se me ha escapado de los dedos (no sé en que estaría yo pensando). Lo siento. El caso es que a los que nos gustan estos temas vamos a disfrutar con la lectura de los artículos cuyos enlaces, como muestra,  os dejo aquí:

codigooculto.com
cronica.com

Brasov no está tan lejos y hacer turismo es maravilloso. Luego, que cada uno saque sus propias conclusiones. Que disfrutéis.

the_giant_by_goyaEl coloso (atribuido a Goya, 1808)

¿LA TIERRA HUECA?

A continuación dejo el enlace de este post de ‘paraloscuriosos.com’ que es muy interesante precisamente para aquellos inquietos y curiosos de los temas ‘especiales’.

Existe una creencia de algunos, que defiende la hipótesis de que la Tierra es hueca y en su interior pueden residir seres totalmente desconocidos y poderosos; y esto no es algo nuevo puesto que han corrido ríos de tinta e incluso hemos podido ver y disfrutar de algunas películas. A menudo se ha hablado de la Antártida –el continente desconocido- en la que se asientas algunas estaciones científicas de unos poquitos países, que mantienen todo el año pequeños contingentes, incluso militares. ¿Militares? ¿Por qué? Parece que la Antártida en un ‘bocado’ muy apetecible para los países poderosos. ¿Podría estar aquí el acceso a ese mundo desconocido?

Como teorías hay para todos los gustos, así como auténticos adeptos y detractores, leed este artículo al que me he referido y que cada uno saque sus propias conclusiones. Pero sin salir corriendo a buscar el ‘agujero’.

antarticaRecomiendo, igualmente, la lectura de la Wikipedia en lo referente a la Antártida, enlace que ya he dejado más arriba. Bon appétit.

ARTLANZA o La escultura más Grande del Mundo

 

Desde Madrid por la A-1 (la E5 en verde) y pasado Lerma, se cruza el río Arlanza y nos desviamos a la derecha buscando la carretera BU-904 que nos lleva hacia el Este pasando por las pequeñas poblaciones de Santillán del Agua, Santa Inés (que dejamos a la izquierda), Báscones del Agua (éste a la derecha) y enseguida nos encontramos con Quintanilla del Agua. Y no hay que buscar nada porque ya está indicado como llegar a ArtLanza (en Google Maps lo encontraremos señalado como Taller Artesano Yáñez).

Nuestras referencias a este lugar vienen a través de TVE en la que pudimos ver un reportaje hace ya algunos meses. A mi me gustó mucho y desde entonces tuve el propósito de visitar algún día esta obra. Y lo he podido conseguir hace unos 10 días, acompañado de mi esposa.

Llegamos a una hora poco convencional. Estábamos solos porque era la hora de la comida. Aún así nos dejó entrar muy amablemente el hijo de Félix Yáñez, colaborador de su padre en los veranos puesto que estudia en Burgos.

Nuestra visita fue muy relajada y cargada de imágenes y sensaciones. De admiración de la obra de un hombre solo. Grande la obra y grande el hombre. De poder perdernos por los laberintos del tiempo y del espacio. Admirando el trabajo y la imaginación.

Al final de nuestra visita tuvimos la oportunidad de conocer al hombre, al maestro que hizo realidad un sueño difícil pero en el que él creía y en el que puso su corazón. Y nos lo mostró para nuestra admiración y agradecimiento.

Félix Yañez –cuyo nombre ya he citado más arriba- es el maestro. Y aparte de la gran obra de construcción efectuada, de la que nos comenta que está compuesta por materiales de derribo y desecho, árboles viejos, adobes secados al sol y mucha imaginación, nos enseña la exposición de esculturas y objetos representativos de la zona. Sus agricultores están trabajados con tanto cariño, que sus caras y sus gestos parecen que nos quieren decir algo. Félix nos comenta que es el gesto el que le lleva todo el tiempo. El resto es coser y cantar, nos dice.

Nos comenta que su inspiración le viene después de media noche. Así que se ve obligado a dormir hasta bien avanzada la mañana.

Ahora ya no está tan solo. Su suegro, hombre discreto, ayuda en lo que puede. Y Félix nos habla con orgullo de cómo el abuelo pinta con pigmentos naturales, las figuras que él crea . De los colores de la tierra.

Y su hijo, que imaginamos que será el encargado del marketing, al lado de su padre, apoyando la obra.

Naturalmente ni que decir tiene, recomendamos especialmente vivir esta experiencia, visitar esta magnífica escultura, conocer a su autor y pensar que estamos siendo transportados al pasado y que esto es lo que había. Sin más.

Mirad estos enlaces:

ArtLanza

Taller Artesano Yañez

Desde Madrid

Los teléfonos: 947 17 45 71   y  649 12 98 77

El correo electrónico: felixyo@terra.com

 

WP_20160704_005